Solicita Régulo Palomeque cese de regidores

*En trámite nombramiento de nuevo síndico
*Javier Rivera y Paulina Armendáriz podrían ser nuevos legisladores
*Un tesorero en problemas legales

Tarde, pero al fin el edil Régulo Palomeque está intentando tener un Cabildo a modo. Primero con el nombramiento de la licenciada Uriana Méndez como sustituto de la síndico Georgina Verdugo, luego sube al templete político a Javier Rivera (quien por cierto hasta viaje ya hizo a Tuxtla y se le ve en los actos del Ayuntamiento de Huixtla) y Paulina Armendáriz, (que su mismo familiar comenta como un hecho el cambio) candidatos a regidores en la planilla del Verde Ecologista para ocupar los cargos que podrían dejar Juan Carlos Araujo y Sandra Noemí Espino.

¿Cómo se dará este cambio abrupto de los regidores del Verde? Bueno, tal y como lo hizo antes Régulo Palomeque está esgrimiendo como fundamento legal que los regidores de su partido y del Verde, no acuden a las sesiones de Cabildo, no cumplen con sus comisiones, que son faltistas. Pero a su vez los regidores del Verde esgrimen el fundamento que por ley deben ser citados a las reuniones de Cabildo y ese documento nunca llega a sus manos, así lo marca la ley Orgánica que para eso existe un secretario municipal. Serán peras o manzanas, pero el ajedrez del Cabildo podría cambiar en los próximos días.

A la salida de Uriana Méndez como regidora para ocupar el cargo de síndico, se echa mano del regidor que ostenta el cargo de Oficial Mayor, pero… quién ocupará el cargo de primer regidor. ¿Será Gonzalo Méndez, Ramón Vázquez Canizales, María Lilia Armendáriz? Esa es la gran pregunta.

Por lo pronto Ramón Canizales impuso en el cargo de director de la policía al licenciado Daniel Miranda, y está por solicitar otros cambios más. Dos de ellos ya lo había comentado off récord, que están por darse en los próximos días. El más esperado es el relevo del “tesorero municipal de Huixtla-vía Oxchuc” el CP Natanael Velázquez, quien desde hace uffffffff meses se viene pasando por el arco del triunfo la propia ley Orgánica, la Ley del Burócrata, la Ley de Responsabilidades de los Funcionarios Públicos, y lo más grave, el respeto que se merecen los huixtlecos de tener por lo menos ocho horas diarias en la oficina de palacio al funcionario a quien se le paga más de 15 mil pesos como tesorero.

No se entiende cómo, mientras Régulo Palomeque declara que nadie se va a burlas de “mi gente”, acepta que desde San Cristóbal donde está despachando Natanael Velázquez, también dirija los destinos financieros del Ayuntamiento de Huixtla. No se entiende cómo el propio Congreso acepte que un funcionario esté tan lejos de su oficina municipal pero tan cerca de los políticos influyentes que lo protegen.

Se anunció que el tesorero municipal dejaba el cargo el pasado 28 de febrero. No sucedió así, sigue despachando en palacio pero desatendiendo las peticiones de los ciudadanos, no dando respuesta a problemas que se le presenta.. De ahí que pronto se acuda a la queja contra este tesorero en virtud que no cumple con su horario, que no desempeña debidamente su encomienda como lo marca la ley. Por ello utiliza contadores de su entera confianza, de Tuxtla Gutiérrez, para que le realicen su chamba pero la misma ley Orgánica no marca como legítimo ese procedimiento.

Pero volviendo al tema de los regidores, ¿quién asumirá el cargo de primer regidor? Se descarta a la contadora María Lilia Armendáriz dada sus muchas salidas al estado de Puebla, quizás por salud, quizás por otros asuntos, y aunque crezca más el odio, cuando andaba en campaña prometía estar al pendiente de los problemas de Huixtla. Hoy se le ve poco a la legisladora local, no se le ve que atienda su comisión de Turismo. Anda, al igual que los demás regidores perdidos en el espacio. Y se vale que se enojen con esta tundeteclas, pero se prometió en campaña otro panorama y hasta el momento los regidores no han cumplido con los huixtlecos, pero bien que cobran su sueldo de 25 mil pesos mensuales.

Como punto en contra, el regidor Vázquez Canizales tiene ahora el punto negro que su candidato a la dirección de la policía tampoco ha funcionado. Ya tenemos información que desde el Comsep no hizo bien su tarea Daniel Miranda, ya se dieron dos hechos en su nuevo cargo donde el director de la policía sigue permitiendo la omisión de la ley. Ahí está el caso del joven navajeado en la zona de tolerancia donde el comandante en turno dejó libre a las responsables, todo porque el quejoso “no había interpuesto denuncia”. O sea que la poli sigue fungiendo como agente del MP. ¿Y qué tal que el agredido se muere, qué tal que le deja sécuelas graves, que le deje lesiones que tarden más de 15 días en sana, qué hará la policía municipal? ¿Otra denuncia más de evasión de presos?

El Ayuntamiento de Huixtla anda muy pero muy mal, razón por la cual el gobernador le llamó la atención al edil en su último viaje, y no me refiero a lo que le dijo en publicó, no. Hubo algo más. Incluso la diputada Judith Torres parece que está marcando su sana distancia ante tantos atropellos que comete el edil ya no por la ignorancia de Régulo, sino por sus actos psiquiátricos a los que muchos políticos caen cuando les llega algo de poder. Repito parece, no he visto todavía acción firme sobre ese sentido, y ella sabe por qué lo comento.

Mal el panorama político para Huixtla, muy mal para quienes deseen obtener la victoria en las próximas elecciones con las siglas de Chiapas Unidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *